LOS SENTIDOS

En este espacio tendrán cabida todos los relatos que nos inspire nuestra serie favorita. Fan-fics, relatos cortos e incluso poesía.
atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:30 am

Como es educada costumbre traer algún presente cuando te invitan a una casa, os dejo un pequeño relato que escribí no hace mucho tiempo. Con la humildad de un escritor nobel y sin muchas pretensiones espero que os guste.


Vista




Aquella tarde salió temprano de palacio. El sol aún no se habia puesto sobre la colina, aunque cansado ya de su labor diaria se dejaba caer sobre el horizonte. Un suave viento hacia bambolearse los juncos y la maleza que rodeaba aquel remanso de agua , tan lejano a la podredumbre de la villa.
Aspiraba con fuerza. lLenaba sus pulmones con ese aire húmedo que le traía la brisa, al rizar la superficie del lago. Hacía tanto tiempo que no sentía paz. No sabía que hacer con su vida ahora que su prometido no estaba y su amor no había estado nunca. Esta se habia empeñado en no darle ni un minuto de tregua. Ni siquiera había encontrado un lugar para ella en el mundo, creyó tenerlo junto a Juan, pero la vida se había encargado de nuevo, en hacerle ver que la felicidad no era para ella.
Que lejano todo aquello, era como si hubiese ocurrido en otra vida,a otra persona... Ni siquiera sentía compasión por ella misma...
Se limitaba a tener consciencia de su pecho colmandose de aire fresco y de su pelo acariciandole la cara elevado por el viento.
Una fuerza desconocida la empujó hacia el interior del lago, necesitaba despojarse de todo, necesitaba sentir su piel estremecerse al contacto con el agua.Añoraba ser solo un cuerpo, vacía de sentimientos dejandose llevar por la corriente, en completa libertad de movimientos.
Se sorprendio desnuda, flotando sobre el agua con la mirada perdida en el cielo, meciendo sus pies y sus manos...
Dijo adios a nadie y sumergio su cabeza bajo el agua.
Quería huir del mundo, de la pobreza, de la lucha, de todo.
Se dejó llevar hasta que sus pulmones consumieron el último aliento fresco que había tomado.No hay nada que hacer, no hay vuelta atras.
Deseó ser niña de nuevo.... y emergió...abducida por una nueva luz.
Elevó sus ojos y allí en la orilla una figura oscura la observaba sin pudor, junto a donde momentos atras o tal vez años atras dejó su ropas. No sentía miedo, ni verguenza, ni desasosiego...
Por primera vez en la vida se sentia, segura. Recorrrió con la vista cada centimetro de esa figura, recreandose en su capa volatil, ligera, efímera.. que tantas veces la había cubierto aislandola del peligro.
Sus armas, habían quitado la vida a tantas personas... y a ella se la habia devuelto en demasiadas ocasiones.
Bajo el agua su cuerpo fué experimentando una ligera contracción que la hizo consciente de que era una mujer.
El torso de ese ser, teñido de la sangre de criminales aparecía ante sus ojos como el altar de sus oraciones.
El único lugar apacible donde pasar el resto de sus dias. Que deformada realidad! No le importaba...
Sus piernas comenzaron a temblar y el agua se volvió más templada alrededor de su cuerpo.
No luchó contra eso, no lucho contra nada.... solo sentía, solo le sentía....a muchos metros de distancia era
como si pudiese tocarle, como si pudiese acariciar su piel dura como el acero.
Aquella mirada... le hacía el amor a cada momento. Da igual en que situación estuviera, la hacía completamente suya. Anulaba su voluntad...
La profundidad de sus ojos suplicaba respirar el mismo aire que ella , una desconocida, una mujer cualquiera, inhalaba.
Deseo preguntar porqué, porque ella... pero prefirió no saber. Le bastaba experimentar como con cada espamo de su vientre bajo el agua se llenaba de vida y de calor.
El desconocido seguía allí, de pie, observandola con una sonrisa imaginada bajo la fina tela negra que lo convertía en irreal.
El lo sabía, sabía lo que estaba sintiendo y sus ojos se volvían más incandescentes con cada bocanada de aire que ella aspiraba.
todo se volvio luz y la distancia que la separaba del desconocido tan presente en su vida, desapareció.
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:34 am

en pocos dias, ya no la tendría....
Sería de otro, se la llevaría lejos... para siempre...
Y lo peor de todo era, la vaga sensación de no ser lo que ninguno de los dos deseaba...

A pesar de eso, todo seguía igual....Nada había cambiado...
Ella continuaba con su vida, esforzandose por vivirla...
El continuaba con la suya, convenciendose de que era lo mejor...
Ella aprendería a olvidarlo
El aprendería a vivir con ello...
Ella terminaría siendo feliz... y él nunca más lo sería....
La habría tomado, la habría abrazado, la habria hecho suya...si su mundo, no hubiera tenido esquinas...

Seguía caminando a traves del bosque. Un camino conocido, recorrido mil veces...
Se sabía las piedras del sendero, los nombres de los arboles, el tacto de cada matorral...
La tarde aun no se había puesto y otrogó descanso a su caballo...
La ultima batalla ganada, había sido dura.. o el, ya no tenía veinte años.
Se concedió un paseo tranquilo, sin alertas ni sobresaltos...
Aspiraba aire con fuerza, llenando sus pulmones hasta el limite de su capacidad, a traves de la mascara que encerraba sus emociones...
Se había convertido en algo tan necesario.... que ya no era él sin ella...

Sin darse cuenta llegó al lago que lo vió crecer... donde buscó un colgante....
donde jugó, por primera vez, a ser un heroe... que ironía...
Advirtió una persona, que desnuda, flotaba en mitad de la nada...
Mecía pies y manos... creando ondas a su alrededor. Miraba al infinito...en paz
Como si hubiera sido parte del paisaje, pareció no haberse marchado nunca de ese lugar.
Ella seguía alli, tal y como la recordaba...eterna...
Se sumergió... desapareció entre las aguas oscuras...Y sintió una punzada en el pecho.
Fiel reflejo de su historia, se había mostrado, para luego abandonarlo a su suerte...
Detuvo su respiración ,sin querer...Contando los latidos en su cabeza... cien, mil....
Y al fin, volvió a resurgir....
Lo vió... lo miró... lo estudió.... detenidamente... con la cara concentrada...
Se quedó inmovil, era tarde para esconderse....
Presa de la torpeza de su cuerpo , cada vez que la veía, habia quedado al descubierto, embelesado...
pensando tal vez, que ella no era real.... que no lo descubriría...

Pidió al cielo que no diera un paso, deseando que se acercara...
Sus ojos ardían en medio de un mar en calma...incapaz de sofocarlo...
El viento ya no soplaba...el cielo ya no existía...
La piel que tenía en frente, no pertenecía a un ser humano...
Las gotas de agua resbalaban sobre su pecho... cálido lugar para morir...

Se quedaron allí, sin excusas, sin preguntas , sin disfraces...
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:36 am

Tacto



El mundo seguía ahí, en el mismo sitio donde lo dejó el dia anterior, pero ella no lo veía con los mismos ojos.
La fuerte luz ,que esa mañana regalaba su mirada , junto al ventanal , permitía la costura y provocaba la ensoñación.
Intentaba mantener su mente adherida al hilo que atravesaba la tela, pero esta se empeñaba en divagar libre de ataduras.
ni siquiera se planteaba si todo aquello vivido había sido real, o por el contrario, un respiro de su mente, agotada ya de soportar.
Tampoco era algo que la atormentara, sabia bien lo que había experimentado con la simple visión de un individuo, que formaba más parte del mundo de los muertos que del de los vivos. Y que aún, sin rozarla con su aliento, le había prometido las estrellas.
Sin saber ni como, ni cuando, había decidido ya, que quería experimentar el deseo de volver a sentir.
En hora, cosía, en hora, la suave brisa húmeda de aquella tarde , despertaba la tormenta en el interior de su estómago.
No le conocía, ni su nombre, ni su rostro, ni su vida... y aquello lo convertía en un ser aún más poderoso de lo que ya era. Lo que en otro tiempo, en otra vida, habría sido una muralla infranqueable para su raciocinio, ahora era una bendita locura de su inconsciente. El raciocinio lo perdió en el fondo del lago la tarde anterior.
Sus dedos temblaban, esperando la caida de la noche. Suplicaba al aire que le llevase a él su deseo de encontrarse de nuevo, sin espacios ya de por medio.
Caminaba abstraida de su entorno , tan vano ahora, a sus sentidos.
Los minutos eran horas y las horas eran vidas. Y el sol peregrinaba lento por el cielo , intentando luchar contra natura por gobernar su vida durante más tiempo.
Cualquiera la habría considerado una mujer experimentada en la batalla, curtida en asaltos amatorios al haber pertenecido ya a un hombre. Nada más lejos de la realidad...
Nadie le enseñó la cara amable de la moneda y jamás hubiera imaginado que aquello que la arrastraba cada noche, sin remisión, al más profundo de los abismos, pudiera, aquella mañana, iluminar su existencia.
La noche por fin cayó y el rey terminó rindiendose a una reina que, tal vez, la llevaría de nuevo al lugar que ya no podría olvidar
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:37 am

Con un lapiz deslizandose en sus dedos , sentado frente a un hoja en blanco, sonreía...
la noche había sido larga y cruel...
el sueño se negó a velarlo, la luna a visitarlo.. y su cuerpo a olvidar...
Tras su parpados cerrados, continuaba viendo el bosque, el lago, el sol moribundo.. . su piel... su ojos, el cielo, la brisa, la calma, el descanso.
Pasó la noche contando los metros que lo separaba del piso superior y en el motivo para cubrir esa distancia. Ninguno encontró.
Daba vueltas intranquilo, hubiera matado por un trocito de paz. Ni siquiera ella lo compadeció.
Se incorporó en silencio, y peldaño a peldaño subió las escaleras despacio... sabía como hacerlo.
Al llegar a su puerta, dudó...
La entreabrio lentamente, sin ninguna excusa. El sol despuntaba ya, cuando la cerró.
No volvió a verla en el desayuno... ella marchó temprano.
Se sintió aliviado, Ni fuerzas, ni explicación tenía, para sus ojeras...
Solo le quedaba la luz delatora, la cara de tonto y media sonrisa,de la tarde anterior...
Nada más amanecer, se le echó encima la rutina. Aquel dia nada le importaba demasiado...
En sus quehaceres diarios ,seguía divagando, absorto en sus pies, en sus manos, en su pelo.... en sus labios.
En el viejo aula, los niños no querían crecer.Cualquier otro dia,se habría puesto serio, ese nó...
No los culpaba ,quien querría?....
Les regaló un frasquito de respiro y los pequeños salieron a jugar, entregandose a las risas en mitad de la calle.
Recogió las redacciones inacabadas de los pupitres... palabras sueltas, garabatos, dibujos cómicos del profesor... Ese día nada le haría perder la sonrisa...ese dia nó.

Miraba hacia afuera, por la ventana...
Al otro lado de la mañana, alguien sentía ese mismo sol.
El escribía...Ella cosió
La noche había sido larga y cruel... La mañana... la mañana tenía una nueva luz...
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:40 am



Cerró la puerta tras de sí, intentando hacer el menor ruido posible. La casa donde habitaban sus pasiones infructuosas, permanecía muda, observandola. No se atrevió a girar la cabeza para ver lo que dejaba atrás. Con el corazón latiendo en su garganta y la respiración entrecortada, comenzó a caminar.
Sus pies, inseguros e impacientes, avanzaban sin producir sonido alguno ,sobre los bastos adoquines húmedos. El gélido aire de la madrugada golpeaba sus desnudos brazos ,obligandola a arremolinarse bajo la tosca lana de su toquilla. Se refugiaba en la oscuridad de los muros, donde no llegaba la triste luz de las lúgubres lamparas de aceite, como un malhechor cualquiera.
Dejando atras calles y plazas, se encaminaba hacia la puerta Oeste. Pronto nadie la alcanzaría. Debía apresurarse.... La villa dormía mientras ella volvía a la vida.
A pesar de la angustia de saberse egoista, no podía detenerse. Necesitaba deshacerse del yugo , que una educación tomada en otro tiempo , la mantenía maniatada. Sin darse cuenta dejó atras la civilización y con ella, muchas otras cargas que sobrellevaba, con sumisión, desde hacía ya mucho tiempo.
Hallandose en el sendero que a diario la llevaba y la traía de sus obligaciones a sus devociones , relajó el paso y el espiritú. El camino, horas antes plagado de transeuntes, yacía calmo bajo sus alpargatas gastadas.
Miraba la luna henchida de triunfo. Al sentirse de nuevo coronada, brillaba sin recato por encima de las copas de los arboles, bañando con su luz blanca aquel inhóspito paraje.... como si fuera un regalo divino.
Sonrió maliciosamente, al ser consciente de la travesura que estaba a punto de cometer, o que, quizas, había cometido ya. Parecía el espiritú intranquilo, que antaño había vivido en ella, al descubrir un atajo secreto en el bosque. Ansiosa y excitada por explorarlo , aún con el miedo clavado en sus pupilas.
Volvió a tener diez años.
Desandó el camino andado la anterior tarde y se aproximó al lugar que la había visto morir y volver a nacer.
El frio, que la había acompañado durante todo el trayecto ,se había vuelto más benevolente con ella. Aguzó el oido y se sentó a esperar... Prefería permanecer al pie del camino, sin penetrar en la pradera. Por una vez quería ser ella la observadora y no la sorprendida. Buscó con la mirada la suave brisa que le habían anunciado, horas atras, su llegada. Al fín, la localizó....Jugueteaba distraida en las alturas con las ramas de unos arboles que sonñolientos y enfadados pretendían, sin exito , darle caza. Hasta habría jurado oirla reir...
Bajó hasta ella, enroscandose en su pelo y elevando los pliegues de su falda. Era cálida, sin atisbo de frialdad, o acaso ella ya no lo sentía.
Comenzó a tararear....
Pasaron años, o tal vez ,solo fueron minutos y la suave brisa, cansada ya de acompañarla, se marchó sin haberselo traido. La pena ,comenzó a inundarla por dentro y el vacío amargo a instalarse en su boca.
No va a venir... como había podido pensar....si quiera a imaginar , por un momento, que alguien iba regalarle un pedazo de cielo. Se sentía abandonada y sobre todo estúpida... solo por haber soñado.
Se incorporó lentamente, como quien arrastra una pesada cadena atada a sus fragiles tobillos y emprendió el camino de vuelta a la realidad.
Última edición por atreyu el Mar Abr 19, 2011 9:08 am, editado 1 vez en total.
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:41 am



Como quien arrastra una condena, caminaba, sin casi poder, con el peso de sus pies. Las lagrimas manaban de sus ojos con naturalidad, acostumbradas ya a rodar por unas mejillas que se habían vuelto pálidas. Volvió a sentir el frio arañando sus huesos. Hundió el rostro en su pecho y lo cubrió con la toquilla. Ni siquiera respiraba. La misma noche que alentaba sus deseos, tornose su enemiga.
Vagaba más que andaba, como fantasma que como persona , sin tener consciencia ,ni inconsciencia.

De repente, sus pies, frenaron su movimiento obedeciendo un orden que no había escuchado y quedó inmovil... en el silencio.
Intentó buscar la razón de su quietud, pero no vió, ni oyó nada.
Tan solo.... la leve sensación de una presencia a su espalda....
La sensación se hacía cada vez más poderosa ...y con una mezcla de esperanza e incertidumbre fue elevando la vista hacia la nada que se abría frente a ella.
El aire, aún frio, aceptó volver a inundar sus pulmones.... No se atrevió a girarse, ni siquiera a hablar... por miedo a que aquella debil luz que comenzaba abrirse camino... se desvaneciera.
La lana que cubría sus hombros comenzó a deslizarse hacia abajo, desprotegiendo la piel de su espalda.
Percibió el aire, en la parte de su cuerpo que había quedado al descubierto , erizando el fino vello que la cubría.
Algo desconocido, que no supo identificar como natural o sobrenatural ,recogío su melena hacía un lado descubriendo la base de su cuello y el aire tibio que expiraba la luz, a su espalda, rozó el nacimiento de su pelo.
Apenas un centimetro cuadrado de piel fué señalando el camino, que el hueco de sus vertebras, dibujaba en su espalda... acariciandole el alma. Se estremeció....
No sabía cuanta distancia había entre los dos cuerpos, pero presintió su cercanía cuando el aliento suave, como de un dragón dormido , se adhería al lóbulo de su oreja.
El mundo se detuvo....
Unos dedos largos y suaves fueron bordeando la orilla de su escote a ambos lados de su cuerpo, dibujando simbolos misteriosos que solo él conocía. Recorrió las claviculas.... mientras ella, lo sentia respirar....
Timidamente, sus manos fueron bajando hacía su pecho.... Rozaban la piel por encima de la fina tela de su blusa... memorizando cada pliegue... y la aureola que coronaba la curva de su anatomía se volvió dura y sensible, hasta suplicar basta.
Se acompasaron las respiraciones... de manera que ya no se distinguían.

No le quedó ninguna duda de cuan cerca estaba, cuando la suavidad que descendía por sus costillas , desapareció... al llegar a su cintura.
Las manos, que antes la seducían, eran ahora, fuertes brazos que la rodeaban. Abarcaban la totalidad de su anchura como quien quiere exprimir todo el jugo de una fruta madura.
Notó su pecho tras su espalda... y de nuevo ,dejó de respirar.
Por un impulso más necesitado que buscado, hizo descansar su cabeza sobre el hombro derecho de él.
Consumiendo los inexistentes milimetros que los separaban, sintió el cuerpo de un hombre en toda su extensión.
la dulce presión de los brazos sobre ella disminuyó lentamente a la par que una de la manos desnudas que la sujetaban descendio a lo largo de la cadera.
Notaba su presion por encima de la falda... cada vez más abajo.... Hasta que llegada a la frontera de su enagua se introdujo dentro y comenzó el camino de ascenso..... Esta vez, sin intermediarios...
Arrastró sus dedos,dejando un surco a su paso, recreandose en la rodilla...
Prosiguió por el muslo... con la palma de su mano abierta, hundiendo sus dedos en la carne...
Volvió a experimentar la sensación de flotabilidad que el lago le había ofrecido. y de nuevo ingirió una bocanada de aire, como si hiciese siglos que no respiraba.
La diestra que seguía aferrado a su cintura... abandonó su sitio para extenderse suavemente por su garganta, totalmente expuesta. Acarició su mandibula con un dedo, recorriendo la curva que la unía al cuello.
Se detuvo en la entrepierna como quien se detiene a asimilar lo que está a punto de acontecerle...
El suelo desapareció bajo sus pies...
Finalmente, la zurda, exclava de sus deseos.... se adentró en ella.
El aire que se agolpaba en la garganta salió a borbotones de su boca, emitiendo un debil sonido, que se elevó por encima de sus cabezas.
El.... ni siquiera la besó..... Ella... ní siquiera se dió cuenta.
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:42 am

Oyó la puerta al chocar contra el marco...tímida, indecisa.
tenía el sueño ligero, sentidos educados en la lucha y muchos enemigos...
La noche bañaba los tejados de humedad...la calle dormitaba.
Asomando la mirada por el ventanal de su dormitorio, una figura caminaba calle arriba...
aguzó la vista, cerró los puños, y se concentró...
cobijada en la oscuridad ,volteaba la cabeza, asustada y temblorosa... era ella...
No tenía petate, ni abrigo, ni valor en sus pequeños pies.
Solo la toquilla envuelta, las manos vacías y una esperanza en su rostro. A donde iria?
No pudo reprimir la curiosidad, ni contestar las preguntas... ni acallar el temor,
Aguila roja saltó al tejado...
La invisibilidad siempre había sido su amiga, sobre todo en las noches oscuras, cuando su capa negra lo envolvía todo.
La siguió entre las sombras, a la espera del proximo paso...expectante , sediento...
Ella caminaba de prisa..... El volaba sobre las estrellas...
Una esquina, una calle, una plaza...El vaho de su cuerpo ascendía por encima de las lamparas de aceite.
El corazón del guerrero latia fuera del pecho... Salió de la villa
Seguía caminando...Miró hacia atras con la culpabilidad escrita en su rostro...que pretendía? huir?
Quiso detenerla, saltar sobre ella, interponerse en su camino, obligarla a regresar...Pero, esperó...
Se adentró en el sendero... Sorteando los obstaculos de un camino conocido aminoró la marcha...
El se relajó...
Andaba tranquila. Su paso se convirtió en paseo...
La vió, mirar... buscar...sentir la brisa, pensar.. ¿sonreir?
La curiosidad lo mataba y las preguntas se agolpaban en su cabeza con rapidez... sin dar tiempo a responderlas...o tal vez la lógica esa noche seguía dormida, como el resto del mundo...
La vió jugar con el viento, la vió esperar, sentada en el suelo...
la vió soñar.... la vió temer...
La vió perder, la vió llorar...
La reina de la noche, fiel testigo de la espera, plateó el camino de regreso para que no se perdiera...
y obediente, como siempre había sido, volvió a encerrar a la niña y se dispuso a emprenderlo.
No pudo permitirlo...
Abandonando el lugar seguro, salió de las sombras y se aproximó a ella por la espalda...
Solo, quería abrazarla, protegerla, consolarla...Nada más hubiera sido posible...
Siguió acercandose, al mismo tiempo que ella detuvo sus pies...
La sintió a centimetros, tocó su miedo, su nuca, su pelo...
si... definitivamente,el sentido común.... se quedó dormido esa noche...
Como poseido por otro él, de otro tiempo...escribió en su espalda, ahora desnuda, garabatos sin sentido, con un dedo. El aliento se adhería, como el vaho sobre un espejo, al lóbulo de su oreja...
Intentó detenerse... aquello, no era, no debía ser, no podría ser....
Pero su cuerpo, hacía ya tiempo, no le escuchaba, cuando ella andaba tan cerca...
Recorríó la orilla de su escote, abandonando la arena de la tela e invadiendo el oceano de su piel...
La aferró fuertemente la cintura, agotando los milimetros que se hacían inmensos...
Se estremeció al notar que ella no respiraba... ni siquiera se dió cuenta que hacía horas que él tampoco lo hacía...
Bajó por su cadera ancha. Los metros de tela nunca le habían estorbado tanto...
Se convirtieron en su principal enemigo...
Sintio como apoyaba la cabeza en su hombro, y la poca cordura que aún le que quedaba se esfumó, como el viento, como el aire,que ya no entraba en su pecho... como la razón que perdió por el camino...
Acarició su garganta, tomó la piel de su cuello...
Y sin saber ni como, ni cuando la tela de su falda desapareció bajos sus manos...
Quiso parar... luchó contra todo por no seguir el trazo de su muslo....juró por Dios que lo intentó...
Pero.... ni sus manos se detuvieron, ni nunca creyó en Dios...
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:44 am



Oyó el tintineo de unas llaves, y supo , al instante, que ese amanecer...moriría.
Como campanas que anuncian la despedida, presagiaban su marcha inesparada de este mundo.... sola... tal como habia llegado a él.
La humedad de los muros susurraba en sus oidos que pronto acabaría todo, y la putrefacción que la rodeaba, casi le había hecho desear que así fuera.
En el rincón oscuro donde su cuerpo reposaba, rememoraba con inquietud y sin arrepentimiento las decisiones tomadas. Esas que la habían conducido a encontrarse ahora, de frente, con la muerte, en aquella sucia prisión.
El pánico le sobrevino de manera inesperada... Ese terror frio que inmoviliza los musculos y aletarga los sentidos convirtiendote en un juguete del destino, le presionaba el pecho, le subía en oleadas hasta la boca y ahogaba sus sollozos, impidiendole gritar.
La oscuridad donde intentaba esconderse, no le brindaba la seguridad suficiente ,a juzgar por el temblor que se propagaba por su cuerpo ,a un ritmo vertiginoso.
Somos dueños de nuestras decisiones, pensaba... y esclavos de ella hasta el fin de nuestros dias....
El suyo, llegaría pronto.... al amanecer del dia siguiente.
Aquel hosco calabozo, visitado en alguna otra ocasión, se le antojó cruel, demasiado, para cualquier persona que tuviese que permanecer allí sus últimas horas de vida. Aislada...sin posibilidad de confesión.
Intentó convencerse de que era una mujer adulta, valiente, de esas.... de esas que saben afrontar los desniveles del camino con la mirada serena. Tampoco en eso tuvo exito.
"Tengo que ser fuerte, tengo que ser fuerte...." Como lo había sido esa misma mañana, en la plaza....
Ni siquiera lo hubiera imaginado...que ella...sola, sin miedos, empujada por una idea, por un anhelo, hubiera sido... capaz de......de....

Pero lo hizo... sacó fuerzas de ningún sitio y lo hizo....La misma fuerza que ahora la abandonaba a su suerte en manos de la "justicia" que el comisario de la villa impartia sin criterio.
No sabía si, de encontrarse de nuevo en la misma situación, hubiera repetido la hazaña...
No.... probablemente no...
Actuó sin pensar... de manera impulsiva, sin sopesar los inconvenientes ni medir las consecuencias.
El llanto, los gritos.... los disparos... resonaban, aún, en sus oidos ocho horas despues....con tanta fuerza que si alguien hubiera gritado su nombre ni siquiera lo hubiera oido.
Tuvo arcadas.... el olor a miedo y a muerte resbalaba sobre la piedra donde apoyaba la espalda. Permanecía sentada con los brazos elevados por encima de la cabeza, sujetos con grilletes a la reja que la mantenía presa. Sus fragiles muñecas ya no resistian y la llaga ,que el sucio metal le había producido ,comenzó a rebosar sangre tibia.
Poco a poco, sus manos y antebrazo comenzaron a teñirse de rojo. Espesas gotas que caían sobre el hombro desnudo, que no hace mucho, fué amado.
Ya no volvería a verlo, ya no volvería a sentirlo... ya nunca más... a no ser que su cuerpo no hubiese sobrevivido a la batalla y hubiese partido ya.
En ese caso, aceptaría la muerte... no como un castigo... si no como un regalo.
Última edición por atreyu el Mar Abr 19, 2011 9:25 am, editado 1 vez en total.
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:46 am



Con los ojos cerrados, rememoró otro tiempo...
Muchos, muchisimos años atras... en otro mundo, con otros nombres, con otras vidas...
Sus pies descalzos correteaban por la hierba suave...Alzaba el vuelo ,con los brazos extendidos, mientras él le ayudaba a despegar, vigilando las corrientes de aire , para que no la alejaran demasiado. Protegiendo su caida....acunando su regreso.
Eran años de juegos, de risas, de caballeros .... de amor.

Ahora, la hierba había desaparecido y ella nunca más alzaría el vuelo. El no estaría para sostenerla, ni para secar sus pies mojados por el rocío, impregnado en el suelo.
No le tomaría las manos para guiarla, ni la haría sonreir cuando las lágrimas pugnaran por brotar.
No le contaría historias de guerreros valientes, y amores perseguidos, ni la mecería en el viento solo con sus brazos....
No nadarian juntos, ni treparian a las copas de los arboles..... Ni jugarian a principes y princesas...

Se perdió por el camino de los dias...y no volvió a encontrarlo. Algunas veces creyó verlo... pero solo era una broma que el destino le gastaba habitualmente. Un engaño,... Como la visión ilusoria de manantiales ,que el desierto provoca en el viajero cansado y sediento...un espejismo.

Hasta allí no llegaba el olor a hierba mojada, ni a aire fresco, ni a madera de pino , ni a lluvia reciente...
En el lugar donde se encontraba, no había arboles, ni primaveras, ni lagos... ni esperanza.

Los barrotes no solo se hallaban en el exterior....

No había paz, ni calma, ni risas, ni juegos....ni amor....

Solo un hombre habia vuelto a girar la cerradura, llevandole un pequeño atisbo de lo que un día vivió.
Había abierto una ventana por la que entraba de nuevo la luz del sol para calentar alma.
Pero... ya no sería posible....volver... Él también se había perdido.
Siguó consumiendo los minutos que separaban su mundo del otro, con su cuerpo entre tinieblas, sangre y sudor y su mente, semi-inconsciente en la plaza... esa mañana....
Había evitado el disparo, había sujetado el brazo del soldado desviando la trayetoria. Había cambiado el nombre que esa bala llevaba grabado. Le había salvado la vida.
Mientras él luchaba por darle a la justicia un significado digno, el soldado luchaba por cumplir con su deber y ella ... por mantenerlo con vida.
Todos pelearon...Todos cumplieron su misión...
El soldado acabó muerto, ella en prisión y él..... No lo sabía con certeza....
Tal vez logró escapar, o quizas, ya la estuviera esperando.
Fuera como fuese.... ella partiría al amanecer hacia un destino incierto.

Una suave brisa apartó el cabello que cubria su cara y enjugó sus lagrimas secas.
Había llegado el momento....
En aquel agujero, ni siquiera percibió la llegada del sol. Pero la brisa deshizo la cadena de sus muñecas y depositó sus brazos sobre el regazo. Cubrió sus muñecas con trozos de un ligero lino, aspero al tacto.
Sin saber en que lado de la orilla se encontraba, entreabrió los ojos y los vió.... eran de color negro.
Comenzó a llorar de nuevo, liberando el dolor contenido, sollozando al principio y gimiendo despues, como una presa que se resquebraja incapaz de soportar el agua contenida.
Con la cabeza hundida en sus muñecas, lloró el lino negro, lloró su miedo, lloró su vuelta...
Sus brazos la elevaron con sumo cuidado y el olor a muerte y a pánico quedaron atrás, como una densa bruma gris que lo infecta todo.
Pegó su nariz al cuero que la rodeaba y volvió a percibir el olor a tierra despeinada, a madera húmeda y a monte. A magdalenasde las monjas, robadas en su niñez en compañia de su amor perdido en el camino de los dias.
Queriendo buscar más allá de la piel que lo envolvía, acomodó el rostro en el hueco de su cuello, respirando
de nuevo, sonrisas y miradas no del todo desconocidas.
Última edición por atreyu el Mar Abr 19, 2011 9:27 am, editado 1 vez en total.
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:47 am



Nunca lo dudó, aunque jamás lo percibió tan cerca. Aquella mañana, el valor, no solo lo tuvo él.
Luchó a brazo partido por todas las muertes injustas, inútiles...
Arriesgando la suerte en cada respiro, sin saber cuan cerca rondaba la muerte.
Tras una bala errada, desviada por su alma, encontró el valor y mas allá, un secreto...
salvó su vida, una vez más.... como otras tantas veces... que ni siquiera supo.
Ahora se escondía en el bosque, presa de sus heridas, con una sola idea... un temor desgarrador,
que no aguantara lo suficiente.
Se sintió impotente, absurdo. No debería estar allí, no, no debería... El debía estar muerto y ella... en casa.
Pero las cosas no siempre salen como uno las planea. Y ahora estaba ahí, sentado sobre el suelo deshecho.´

La copa del arbol lo observaba desde arriba, a sus pies, fatigado e inquieto, solo... como cuando sobre las maderas de un barco, miraba el puerto. Dejaba caer parte de sus hojas perecidas sobre su cabeza, a modo de triste compaña, acabando en un suelo repleto, donde ya no se distinguían.
Le llegó el olor a sal, y a temporal. Las maromas se tensaron queriendo llevarse, el barco,y luego el muelle.
Pronto el mar se tragaría la piedra y las murallas temblaban, asustaditas perdidas.
Soltando amarres, el barco zarpó, viendo alejarse su vida tras la mañana oscura, cada vez más , permaneciendo inmovil...
Desapareció tras una golpe de mar.... el muelle, sus sueños, la tierra, el deseo, el puerto, su familia, las murallas.... el amor...
Se los llevó sin piedad, ni arrepentimientos.... dejandolo desnudo sobre cubierta. Todo lo que había sido... todo lo que alguna vez quiso ser... junto a ella, junto a ellos... se esfumó sin avisar...

El viento inflamó las velas y el mar se dejó querer.... El barco, por fin gobernado, salió a alta mar...

Y pasó muchos dias a la sombra del sol, y más noches al abrigo de la luna . Y se hizo amigo del poniente y el levante lo celó...Y conoció luceros y el color de los mares del sur...
Y puso nombre a las estrellas... por cada una que pidió un perdón...
y fué matando sentimientos .... para poder sobrevivir...
y quiso olvidar quien fué... para no volver a llorar...
y quiso morir agotado para no volver a penar..

Todo fué en vano, ni siquiera se acercó..
Ni los vientos, ni las mareas, ni su intento y voluntad, ni los dias, ni las noches, ni las estrellas...ni el mar
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:48 am



Abrió los ojos, y despertó al mundo real. El que le rodeaba ahora, en el que vivia todos los dias, el que sufría en el silencio y en ocasiones, le hacía sentirse tan bien...
Respiró profundamente y buscó las fuerzas debajo de las hojas caidas, entre la bruma, en el aire, en la corteza del arbol que le servía de apoyo, en los días pasados, en aquella mañana, en su rostro, en los recuerdos...
Se puso en pie con dificultad y se dió cuenta, en ese momento, que no habría dolor en el mundo que lo mantuviera allí postrado mientras la vida que más deseaba corriera peligro.
Un paso, otro más, su espada ceñida, su capa ondeante... otro paso...el caballo... y en los ojos cubiertos ,un velo negro de pánico, de prisas, de culpabilidad...
Espoleó al equino. Le golpeó con fuerza. A pesar de ser un animal terrestre, le obligó a volar...
y recorrió la distancia enfurecido, capturado por el miedo, por la angustia...mientras pensaba que no debió ponerse en riesgo, y aún menos por él, que tanto había luchado por mantenerla a salvo, enfadado con ella, por lo poco que valoraba una vida que él pesaba en kilates...
Al llegar a las puertas de la villa, detuvo al animal que exahusto dejó caer su pesado cuerpo blanco sobre la tierra ruda. Lo había forzado al limite... pero en aquel momento cualquiera que lo acompañara debía jugarse la vida en el intento, aún a riesgo de perderla, si fuera preciso.
El sol ya se había ocultado, complice de la empresa que estaba a punto de emprender. Sin el factor sorpresa, sin un plan establecido, sin una escapatoria clara... se adentró en la prisión de la villa de una patada en la puerta.
Ni sabía a cuantos hombres se enfrantaría, ni le importaba demasiado. Había resultado herido en la refriega de la plaza, y ni tan siquiera sentía el dolor. Solo una idea fija, en sus púpilas dilatadas, más oscuras que nunca...
No se contuvo, no.... llevaba demasiado tiempo haciendolo...
El primer guardia, el segundo... el tercero....

Mató sin piedad, sin pudor, descargando toda su ira en cada golpe... Desbocado y sin control...
Los guardias que custodiaban la prisión miraban asustados a la bestia que tenían delante sin saber que o quien la desató...
Se lanzarón a una muerte segura, con el temblor en las manos y el terror en los ojos, sin convencimiento de salir con vida de aquella situación...
Todos cayeron bajo su espada, bajo sus pies. Todos se rindieron. Todos dejaron la vida entre la humedad de aquellos muros...
Con el pecho desatado y la respiración jadeante, seguía asiendo con fuerza la empuñadura de la espada, a pesar de que ya no quedaba nadie allí que la desafiara. Estaba solo, y aún así seguía inhalando aire con dificultad. Olía a cadaver, a llanto, a amargura, a injusticia...un olor vomitivo, asqueado, repudiado.
Se asomó en cada jaula, buscando una vida... sin encontrarla...
Temió lo peor... que no hubiera llegado a tiempo... No , no, no... no podía ocurrir.
Un leve mareo, le obligó a apoyar la cabeza en uno de los barrotes, para evitar la caida...
Miró al suelo y observó unas muñecas conocidas, estudiadas, memorizadas. Un baño de sangre las cubría.
Sangre roja,tibia y cruelmente desperdiciada. Tras ellas, un cabello oscuro alborotado enmarcaban un rostro
sereno, hermoso, que permanecía callado e inmovil. Tal vez ya sin alma que lo habitara...
El calor en el pecho volvió a iniciar su marcha y sin arrastrandose por reja alcanzó la puerta de aquel agujero
que nunca debió conocer.
Se arrodilló en el suelo, junto a ella. Con las manos heridas, le apartó un mechon que le cruzaba la cara.
Le acarició la mejilla por donde sus lagrimas, momentos antes, habían dejado su huella.
LLoraba al contemplarla, lloraba al olerla, al sentirla respirar, al saber que seguía teniendo una oportunidad.
Arrancando un trozo de su capa, envolvió las heridas de sus brazos mientras ella lo buscaba con su nariz entre la oscuridad de sus ojos aún cerrados.
La tomó en brazos y se la llevó, percibiendo a cada paso, con mayor fuerza el olor dulce de la dama de noche, el frescor de la hierba del lago. El olor a pasión de su pelo y del salado mar de su sonrisa...
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:49 am

El oido


El fuego, crepitaba tranquilo ,dibujando en la pared sinuosas sombras sin sentido. Su mirada, cautivada por las llamas, visionaban sin descanso las últimas horas vividas como una pesadilla que quisiera torturarla más allá de su medio natural.
En la quietud de aquella que nunca fué su casa, sentada en una vieja silla... pensaba en él. Le costaba asimilar que alguien que no conoció su historia, que nunca compartió nada con ella... se empeñara en proteger su existencia aún a costa de la propia.
Siempre estuvo ahí... nunca la abandonó. La guió, la aconsejó y la cuidó como solo hace un amor...
Se devanaba los sesos... intentando saber, intentando conocer....porque perdió un amor y encontró otro...

Mientras, aquel que suplantaba a su amor perdido, se mantenía en la distancia.... luchando por derrumbar el muro que él solo había levantado, piedra a piedra...con odios y rencores pasados... indestructible... Había intentado ayudarlo, arañando con sus propias manos la roca...gritando su nombre a traves de los resquicios... pero de nada sirvió...jamas obtuvo respuesta....

En su lugar, otro la amaba, sin conocerla...

Peldaño a peldaño ,subió las escaleras dirigiendose a la habitación, que cada anoche la acogía en su regazo, con el cuerpo agotado y la mente extenuada. Sobre su lecho, se abandonó a los brazos del subconsciente, soñando con lo que pudo ser y no fué...
Imaginó el derecho de la vida.... Durante mucho tiempo... solo conoció el revés...
Y se vió plena y amada, madre y esposa.... y amiga.... y amante...
Imaginó un hogar, imaginó una estancia, imaginó un momento rodeada de los suyos, de aquellos que ya no estaban y de otros que nunca vendrán...
... de niños, de ancianos....
y soñó...
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:50 am



Una voz suave comenzó a abrirse paso entre la arboleda... tenue , grave, triste...
Como un susurro la oia en su interior, inundandola, conmoviendo sus cimientos...

" Nunca tuve nada que ofrecerte a cambio de todo lo recibido...
Fuistes mi único camino, mi único anhelo, mi único deseo...
Mi único puerto seguro... Solo tu...
Desde el comienzo de mis dias, habitastes en mi, como un fin que conseguir,
por el que pelear...por el que seguir respirando... por el que seguir al frente...
Crucé oceanos y continentes.... crucé abismos y tinieblas... miré a los ojos a la
muerte y no consiguió vencerme...solo por regresar a tu lado...
Fuistes mi razón y mi cordura....cuando la locura me invadió...
mi única certeza...solo tu...
Por ti, maté... por ti ,desee morir... Por ti perecí y volví a la vida.
Te perdí... y no descansé hasta encontrarte...
Te dejé volar... ansiando tu regreso... te lloré.. y te amé, más allá de lo permitido..
Nunca tuve nada que ofrecerte para pagarte con similar moneda...
Fuí cobarde y r u í n ... c a n a l l a, como la gente...
Ciego y sordo..... y n e c i o ...
Dormi sin tí... soñé contigo...
Durante mucho tiempo me negué a entender y apesar de todo, hoy comprendo, que nunca le
abandonastes...
Que jamas dejastes que se marchara.... que lo mantuvistes a tu lado, pese a todo....pese a todos

Ahora se que ofrecerte...se que regalarte....
Recorreré el camino de los dias, buscando a tu amor perdido.
Lo traeré de vuelta, dejandolo en el hueco vacío de tu cama..
Y no me añoraras, ni siquiera te acordarás de mí...
Serás feliz con él... y yo seré feliz contigo...
Y no deberás olvidar....que siempre estaré ahí...
No me marcharé.... no volveré a huir... solo tendrás que nombrarme...

El sonido que la cautivó, se fué mezcando con el silbido del viento haciendose cada vez más debil hasta
desaparecer. Miró, asustada, a su alrededor obsevando como el entorno, poco a poco, se desdibujaba..
Despertó con una sonrisa en los labios y un sabor amargo en la garganta...
Con la triste sensación de haber ganado y haber perdido...
Última edición por atreyu el Mar Abr 19, 2011 9:31 am, editado 1 vez en total.
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:51 am

http://www.youtube.com/watch?v=lE6Zmbzw ... re=related


Con todo lo que le importaba a salvo, decidió concederse unos minutos antes de abandonar el anonimato y convertirse, de nuevo, en el maestro que todos conocían.
Sentado sobre aquellas tejas agradeció la calma que siempre sigue a la marea de tempestades. Esa tarde lo azotaron hasta casi hundirlo.
Pero, la fortuna le fué piadosa y quiso que aquel dia, su vida no acabara con su muerte.
Cerró los ojos, sofocando el fuego que aún ardía en su interior con el aire frio de la madrugada. Fué un balsamo para sus sentidos nublados por la ira.
La noche fué un aguacero en mitad de un incendio provocado.
Mirando los restos de sangre que teñian sus manos, intentaba averiguar que porcentaje de amor quedaba aún en ellas. Llegó a la triste conclusión de que ninguno...

" ahora te maldices..."

Levantó la cabeza agachada, despacio, con los musculos tensos y los puños preparados. Estaba solo...
La voz que respiraba a su lado no tenía cuerpo. Era conocida, familiar, extraña... lejana...
joven, con un matiz de reproche...
" ahora te maldices despues de tanto tiempo de ruegos y súplicas...
ahora ,me desatas tras los años de silencio...
y busco que queda de mi en ti... y no encuentro nada....
Y solo estas lleno de lunas oscuras y noches vacías
de estrellas caidas y cielos errantes...
de fuego en los ojos y escarcha en los labios
Y solo veo deseos divididos y mundos a parte...
No queda nada de mi en ti....
Ni palabras desvestidas, ni la risa de repente...
ni el corazón desabrochado, ni los susurros latentes
Mirastes al frente cuando ,de puntillas, pasó por tu lado sin entender desde cuando los abrazos necesitan de una excusa...
Ya solo tienes el deseo de amarla y las ganas de odiarte
El amor contenido y el miedo a escucharte.
La palabra correcta..... el terror a encontrarte.
Ya no borras cuando escribes, ni deshaces el camino equivocado...
ya no sabes en que rincón me perdistes, ya no vives...
solo luchas...sin mirar quien es tu enemigo, sin saber... que yo soy aun más fuerte...
Que no me rindo, que no huyo, que no soy un cobarde vestido de valiente.
que respiro en ti, que grito, que me rebelo ante la necedad y que a veces, consigo mostrarme en tu
rostro por unos instantes, con la esperanza que alguien sepa de que aún existo.
y no dudes de que algún día me recompensarás.... con las conversaciones inacabadas, con los besos negados...
con los "te quiero" pendientes...
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 8:55 am

El gusto



Abrió la ventana, y saltó al tejado...
Mas abajo, sobre la tierra, aquellos que se consideraban civilizados, se felicitaban unos a otros, fingiendo interes por sus vidas y prometiendose un reencuentro.
Bebían, comían y bailaban, mientras se sonreían con los labios y se despreciaban con la mirada. Pactaban alianzas, planeaban traiciones y perseguían poderes, como si no hubiera nada más en este inmenso mundo...
Como quien amanece en tierra extranjera, todo aquello le resultó confuso e incierto y en cuanto tuvo ocasión se escabulló entre la multitud que abarrotaba el gran salón de la Marquesa. Deslizaba su pequeño cuerpo entre la muchedumbre, con la cabeza agachada, mirando al suelo.
Allá arriba, huía de un mundo que tal vez, no estuviera hecho para ella. El aire era fresco y la noche fria. Se miró las manos doloridas, la jornada era dura. Para alguien como ella, el derecho a vivir se paga caro...
Repasó con las yemas de los dedos las arrugas del dorso ,sin saber, cuando llegaron para instalarse. Acarició su muñeca hasta el antebrazo, sintiendo, de nuevo, la presión de la mano que intentó detenerla. Recordó su mirada...Quiso ver una súplica, como deseando escapar con ella... pero... por alguna razón, no lo hizo...
Estaba demasiado cansada para buscar una explicación razonable... llevaba toda la vida haciendolo. Esta vez no....
Prefirió quedarse allá abajo y no acompañarla hasta las estrellas... ël sabría el porqué...
"Ojalá la vida hubiera sido de otra manera"... le susurró en una ocasión... como si ya fuera demasiado tarde para cambiarla....
Sentada sobre un pequeño muro en aquella enorme azotea, pensaba en marcharse....No la esperaba nadie pero ya no sabía que más podía hacer allí....
Se puso de puntillas, y rozó el cielo con las puntas de sus dedos... durante algún tiempo...
Pero, se hizo pequeñita y el cielo volvió a ocupar su lugar... lejano...y ajeno ..como siempre había sido.
Ya no le quedaba nada... aunque... tampoco lo tuvo nunca...
Vivió engañada por un sueño ,durante años, despertando al fin..
La humedad de la noche rizó más su pelo. Mientras, con el rostro apoyado en sus rodillas observaba la punta de sus pies...
" Solo tienes que nombrarme..." recordó...
No lo hizo...no hubiera sido justo...

Las estrellas , hacían añicos un cielo negro como presagio de su vida. La luna, ni siquiera luchó esa noche por su reinado.
No volvería a casa...no se despediría... Demasiadas explicaciones para algo que no la tiene...
Pensaba en la única persona que la echaría en falta.... Mi pequeño....
Mi pequeño, pronto crecería... y ella solo sería un vago recuerdo de niñez...superfluo y borroso...y otros intereses ocuparían su lugar. La niñez es lo que tiene... todo ocurre demasiado deprisa y es facil olvidar... En unos dias.. la normalidad volvería a sus vidas, como si ella jamas hubiese entrado en ellas...
Solo sería un lejano recuerdo... Alguien que llegó y se fué... sin hacer ruido, sin dejar huella...
Siempre había sido así...y así permanecería por el resto de sus dias...
Respiró,,, y con la nariz helada miró al cielo... ese cielo que nunca sería para ella ....
El viento cambió su sentido, susurrando, advirtiendo una llegada.
Miró a un lado y a otro, sin observar nada extraño...Su pecho comenzó a agitarse involuntariamente. Se puso en pie...
Anduvo hasta el rincón más alejado de la azotea, desde el que se observaba el jardin trasero de la mansión...Nada...
Buscó con la mirada entre la oscuridad de la llanura, nada, no había nada....
pero... algo...en la noche...
se estremeció...
Las estrellas titilaron nerviosas en una noche que se había vuelto intranquila
Algo, un latido, que hasta ese momento no percibió y que ahora escuchaba con total claridad, se hacia cada vez más fuerte en su interior...
Comenzó a respirar deprisa, agitada..... febril...suplicando una esperanza.
Rogando... rezando...recordando una promesa, hecha en un sueño de voz profunda, mientras jugaba, mientras vivia

Detras de su espalda...la noche se volvió cálida y oscura
y acompañada de la brisa.... una capa negra ondeó....
Sentia su presencia, más allá de los sentidos, y el alma desbocada emprendió el galope...

Se mostró como un ser místico, despertado de otros tiempos, imponente, seguro.... irreal...

Giró y quedó callada...y sin saber por cuanto tiempo, sumergida en su mirada. Era triste y mojada..... y cálida, profunda e imensa...
La derramó sobre su pelo, sobre sus ojos, sobre su cuerpo...
No pronunció su nombre y aun así.. lo había oido. Allí estaba, junto a ella.

Permanecieron de pie, uno frente al otro,a un mundo de distancia ,sin tocarse, sin hablar...conteniendo el aliento.
Dilataron sus pupilas, fanáticas por explorarse, deseosas de más..
Levantando su mano, a la altura de su nariz, agarró suavemente la tela que lo mantenía oculto y comenzó a retirarla...
Cerró los ojos... No quiso mirar...

Sintió como se aproximaba, despacio , mientras inhalaba cada bocanada que él expiraba.

Le tomó las manos, extendiendo las palmas y las besó. Primero una, luego otra , volvió a comenzar de nuevo. Rozó el interior de sus muñecas con los dedos, sintiendo la piel, como si nunca antes hubiese tocado...
Sus besos fueron suaves, delicados, tranquilos.... serenos...
Pidió al cielo que no acabara...
Besó su frente tibia....
Dibujó su perfil con el filo de su nariz, con los labios entreabiertos, aspirando su sabor...
Adoró sus mejillas con el dorso de la mano, esperando una respuesta...
Besos sus ojos, atraves de la piel de sus parpados cerrados, bañandolos en dulzura.
Acarició sus labios, con los dedos temblorosos, recorriendo sus formas curvas, sin dejar de mirarla.
Los besó... los sintió... los amó...
Con la duda y el miedo paseando por su mente, entreabrio poco a poco sus ojos...
La realidad comenzaba a enfocarse en unos labios conocidos, en un sabor ya probado, en una mirada anhelada... en un rostro esperado.

Lo miró a la cara, desnuda de velos y fantasías y sus ojos se cubrieron de ansiedad y pánico...
Las comisuras, de sus labios se curvaron lentamente hacia arriba y sonrió...
Siempre lo supo...
ahora se daba cuenta, que en realidad nunca lo había dudado...
Era él... siempre lo había sido...
Cuando la tocó, cuando le habló, cuando la miró, cuando la salvó...
Debajo de su halo de misterio, oculto, protegido..... libre...

Lo besó con pasión con los ojos abiertos... Su sabor era diferente ahora...
Sabía a desayunos, a mañanas de domingo, a tiernos enfados.. a abrazos dulces...
... a orgullos heridos.... a amores encontrados....
Si.... Cumplió su promesa... lo encontró... lo trajo de vuelta... lo dejó en sus manos...
Se arrodilló sin dejar de sonreir y descanso la cabeza sobre su ombligo, abrazandola...
Como si conociese su deseo, la elevó, alzandola por debajo de las caderas...
Ella estiró los brazos, hacia las estrellas....
Esta vez no solo las rozó...hundió sus manos en ellas...
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Mar Abr 19, 2011 9:01 am



Todo resplandecía a su alrededor aunque para él ya no existiera la luz. Se le escapó de los ojos como una sombra, tras ella. Por la puerta, escaleras arriba... siguiendola como la cola de un vestido nuevo, vaporosa, iluminando la pared a su paso, el suelo al caminar de su huella...
Se fué con ella y lo dejó a oscuras.
Las grandes lamparas de araña del palacio de Lucrecia intentaban vagamente reflejarse en la plata de los cadelabros, en el metal púlido... en los espejos.... y aún así nada brillaba como antes.
Se la llevó, sin apenas dar la orden, como un perrillo faldero que sigue a su dueña sin que esta lo aprecie.
La siguió con la mirada despues de haber rechazado su petición de quedarse. Hubiera dado lo que no tenía por acompañarla, pero allí había demasiada gente conocida. Le hubiera encantado mandar todo al diablo y salir corriendo siguiendo la estela, pero la maldita hipocresía que, hacía tiempo dominaba sus actos, continuaba allí limitando su espontaneidad.
Cuando se instaló en su vida? Antes no había espacios vacios, no habia secretos. Compartían sus almas, sus miedos, sus deseos.
Sí, tal vez fuese culpable de encerrar al niño, pero que otra cosa hacer? Intentó pelear, mantenerlo a salvo, y nadie le ayudó.
Pidió al cielo, le escribió cartas, gritó su nombre con la esperanza de que los cuatro vientos impulsaran su voz. Pero nadie respondió a sus ruegos.
Regresó con el ansia de recuperar el tiempo perdido, de volver a abrazarla, de sentirla como antes, como si nada hubiera pasado. Y encontró que el tiempo que se pierde no se vuelve a encontrar y que otros brazos usurpaban su lugar, que ella ya no estaba allí. Y conoció la impotencia y el miedo...
Y cada noche, cuando su cuerpo sentía el frio de la ausencia, repetia el mismo ritual por el cual convertía
la culpabilidad en odio, para no volverse loco.
El odio es algo con lo que no se debe jugar. Es peligroso, sutil, silencioso y se apodera de tí sin que te des ni cuenta. Y así se hizo fuerte, alimentando ese odio con cada luna.
Construyo una fortaleza donde vivir, con muros solidos y ninguna entrada, donde nunca volvió a sentir el calor del sol tal y como él lo había conocido. Pero al menos estaba vivo. De vez en cuando la pared se agrietaba permitiendo algun rayo de luz... pero presto, se disponía a taparlo, con una buena mezcla de rencor e ira a partes iguales.
La pared aguantó muchos años, hasta que un buen dia sin previo aviso, llegó en forma de mañana clara.
Era insistente, golpeaba con ternuras, con sonrisas, con miradas. Y fué resquebrajando la piedra, con el sonido del viento, con la luz del sol, con la fuerza de los mares ,sin tregua hasta que ya no quedó más odio con el que tapar los agujeros.
La pared continuó cediendo hasta que al fin cayó. Ahora solo quedaban unas cuantas rocas a modo de ruinas incapaz de protegerle de lo que tanto había temido en estos últimos años.Nada le impedía salir pero tanto tiempo acostumbrado a vivir en la oscuridad le imposibilitaba para contemplar la claridad de la mañana en todo su esplendor. Y se decía a si mismo no estar preparado mientras sus pasos le impulsaban hacia delante. Titubeaba, volvía atras...
Aquella noche comprendió dos cosas:
la primera, que ahora era ella quien le enseñaba a vivir.
la segunda, que el tiempo perdido no se recupera nunca, pero que siempre puedes aprovechar el que aún no has vivido.

No había señales que indicasen el camino. No había sendero que seguir. No había huellas que le diesen una pista, ni mapas con una cruz. ..
A pesar de todo , se halló en una porción de tierra construida que se abría a la noche desde el segundo piso del castillo, sin saber como había llegado hasta allí. Con el heroe a cuestas y escondido entre las sombras de la luna, descubrío el motivo.
La parte que siempre faltaba cuando intentaba recomponer su alma, como un puzzle incompleto, se sentaba frente al mundo, mirando las estrellas...
La había imaginado tantas veces así, cuando los kilometros de mares y tierras se empeñaban en separarlos, que hasta habría podido creer que no era más que una fantasía. La única diferencia es que en ella, él no se escondía tras una máscara.
Decidido a regalarle un trocito de consuelo, avanzó despacio, sin saber que acabaría entregandole lo que siempre fué de ella.
Encontró una pregunta en sus grandes ojos abiertos, que lo miraban de frente, como cuando enmarcados en un rostro de niña se dilataban asombrados ante los secretos desvelados y los misterios aun sin desvelar.
Volvió a sonreir, sintiendo que el tiempo no había pasado.
Y la vió pequeña y fuerte.... él, grande y desarmado.
Ella, esperando una respuesta... él, sin saber que contestar.
En aquella extraña noche, ya no inventaría historias increibles, como en otros tiempos, para impresionarla.
En aquella extraña noche solo le mostraría la verdad.... desnuda, libre, cruel, ensangrentada verdad.

Cuando sus manos temblorosas fueron descubriendo el rostro oculto, ella cerró los ojos.

Volvió a sonreir, al descubrir que aquella niña no había crecido en todos aquellos años.
Que continuaba cerrando los ojos cuando algún miedo amenazaba con desarbolarle el pecho, en un intento por hacer que desapareciera.
Se acercó sin hacer ruido, tan despacio como sus ganas le permitieron y le tomó las manos.
Eran pequeñas y frias....... y suaves.... y delicadas. Las recordó empuñando una espada de madera, lanzando golpes al aire, mentras él los esquivaba, divertido...
Las sintio debajo de las suyas siguiendo el vaiven de movimientos, mientras dibujaban sus nombres sobre la superficie del agua.
Las besó, como había hecho otras tantas veces , para curar alguna herida recibida. Seguían teniendo el mismo sabor delicado que entonces.
Acarició sus mejillas con el dorso de la mano, con el tacto de quien acaricia un sueño que pudiera desvanecerse.
Sin apartar la vista, besó sus ojos cerrados. Los mismos que brillaban a la luz de las estrellas en las noches de verano. Los reconoció con sabor a inocencia y curiosidad, a tierna ironía de adolescente, a grandes espacios abiertos donde la vida campa a sus anchas sin nada que la empañe.
Siguió el trazo de su nariz, con la suya propia, balanceando los sentidos en su dulce curva.
Le rozó los labios encarnados , con los ojos abiertos, sin dejar de mirarla, deseando una señal que le indicase que aquella boca no le era desconocida. Que no olvidó su sabor, que no olvidó sus besos. Aquellos que se dieron a escondidas cuando todavía eran unos crios.
Se apartó, mientras continuaba divagando por su rostro, y esperó.
Ella abrió lentamente los ojos.... y ante su sorpresa, no hubo asombro, ni miedo, ni reproches, ni porqués...Se limitó a sonreir como si lo estuviese esperando, como si siempre lo hubiera sabido.
Abrumado por lo inmensidad que su pequeño cuerpo contenía, cayó de rodillas abrazando su cintura y descansado en su ombligo, mientras ella lo atraía más hacia sí y le revolvía el pelo oscuro.
Y se unieron el cielo y el suelo, el norte y el sur, las palabras y el silencio. Y juró no quererla más en secreto.. y la alzó a las estrellas... y ella estiró los brazos para alcanzarlas... y él volcó el cielo, y ella las agarró..
Y entonces, solo entonces, comprendió las razones por las que nunca había dejado de amarla.


FIN
Imagen

Avatar de Usuario
mica
Hace "buenas migas" con Sátur
Mensajes: 1117
Registrado: Dom Mar 27, 2011 9:28 pm
Sexo: Chica
Ubicación: Al sur de la Villa

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor mica » Jue Abr 21, 2011 12:22 pm

Atreyu, gracias por dejarnos tu relato 44ok , ahora a disfrutarlo ;)


Me edito para decir que he disfrutado "la vista" y no sabes cuánto con el sonido de la música de fondo, ha sido precioso, me ha encantado, gracias atreyu 12besos


PD: Atreyu, si no te importa te edito los mensajes y pongo el video para que se vea, así es mejor escucharlo mientras leemos ;) hay un video que no he podido poner porque le falta alguna letra y sale dirección URL no válida, el resto están listos.
Imagen

atreyu
Nuevo usuario
Mensajes: 22
Registrado: Lun Abr 18, 2011 4:14 pm

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor atreyu » Jue Abr 21, 2011 7:58 pm

muchisimas gracias mica... revisaré cual es el que falta.
;)
Imagen

Avatar de Usuario
Bibitt
Almidonadora de la capa y del embozo
Mensajes: 3926
Registrado: Dom Mar 27, 2011 8:25 pm
Sexo: Chica
Ubicación: En el kamastroking del amitto ¡of course y de ahí no me saca nadie!

Re: LOS SENTIDOS

Mensajepor Bibitt » Sab Abr 23, 2011 9:36 pm

Atreyu, me ha gustado todo mucho, y como suelo tener el mismo gusto que Mica, :lol: decir que también me ha encantado "la vista", ha sido preciosooo leerlo con la música, en serio te dejas llevar por los sentidos, graciaaaaaaas
Imagen


Volver a “Relatos y sueños Fans-aguileros”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado